Los propósitos de año nuevo son una tradición que la mayoría aún conservamos. Generalmente, nos planteamos metas muy ambiciosas que al final del periodo no logramos alcanzar. Lo mejor es proponernos pequeños objetivos que de verdad podamos realizar y nos proporcionen bienestar a largo plazo.

El comprometernos a cumplir un propósito no es una tarea sencilla, requiere de paciencia y dedicación. Estos son algunos propósitos realistas que ayudarán a tu salud y puedes plantearte y lograr en este 2022.

Comer mejor

Es bastante usual que entre los propósitos de año nuevo se encuentre el hacer las típicas dietas. Esto tiende a generarnos presión y frustración al no ver resultados rápidos y terminamos desistiendo. En lugar de plantearnos molestas dietas, es mejor proponernos comer más sanamente.

Esto implica beber más agua, comer más frutas y verduras y disminuir los dulces y la comida chatarra. Una forma entretenida de lograr esta meta es creando un menú semanal con comidas caseras variadas. Podrás alimentarte mejor y probar ingredientes saludables y recetas nuevas.

No preocuparnos de más

A muchos nos pasa que tenemos la tendencia de vivir en constante ansiedad y frustración con nosotros mismos. Nos consume la presión de pretender ser perfectos o de no tener todo lo que deseamos. Ya es momento de plantearnos el dejar todas esas emociones de lado y no preocuparnos por cosas que no podemos manejar.

Este propósito puede ayudarnos con nuestra salud mental y física. Podemos comenzar a disfrutar de los pequeños detalles que ofrece la vida. Intentemos dedicarnos más a actividades que nos apasionen o sean relajantes. Tomemos unos minutos diarios para sentarnos y pensar o conversar con nosotros mismos.

Dormir más y cuidar nuestra mente

Este propósito es importante para cuidar nuestra salud. El sueño es un factor vital ya que nos ayuda a reponer energías que gastamos en nuestro día a día. No dormir bien puede traer muchas consecuencias tanto físicas como mentales. Para evitar esto es recomendable que durmamos entre siete u ochos horas por noche.

Algunas pautas para mejorar el sueño son el no dormir largas horas durante el día y no cenar en exceso. También puedes evitar usar dispositivos electrónicos en la cama así como actividades que requieran gran esfuerzo mental. Asegúrate de que tu lugar de descanso esté libre de ruidos u objetos que puedan perturbar tu descanso.

Ser más activos

Hacer más ejercicio es otro propósito que la mayoría intenta cumplir, pero no todos lo logramos con éxito. La principal causa de esto es exigirnos más de lo que nuestro cuerpo puede soportar en poco tiempo. Lo mejor es dejar temporalmente de lado los ejercicios exigentes y comenzar por pequeños hábitos que nos acostumbren a ser más activos.

Empecemos dedicando quince minutos diarios a alguna actividad como andar en bicicleta, salir a caminar o incluso hacer yoga. También puedes optar por un entrenador personal que te ayude a diseñar un plan de actividades adaptadas a tus capacidades. De esta forma te mantendrás más sano y activo sin exigirte de más.

Disfrutar más al aire libre

Este es un propósito que puede ser muy interesante y relajante para nuestro cuerpo y mente. Hoy en día nos encontramos saturados de tecnología y más alejados de la naturaleza. Esto puede afectar nuestra forma de vida de manera negativa a largo plazo.

Es el momento ideal para plantearnos es salir más y disfrutar de la luz del sol. Podemos ir a dar un pequeño paseo al parque e invitar amistades o familiares.

Es la oportunidad perfecta para conocer nuevos lugares. Estas actividades pueden ayúdanos a mejorar nuestro ánimo y salud física.

Related posts

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
Call Now Button