Tipos de pisada

Al realizar ejercicios no solo debemos elegir una vestimenta acorde con la actividad física que vayamos a realizar, también es importante un buen calzado. La idea es optar por un par de zapatos deportivos que nos permitan proteger adecuadamente nuestros pies. Ahora, te explicaremos por qué!

Un buen calzado nos permite evitar lesiones

La práctica deportiva trae muchos beneficios a nuestra vida, pero si no se realiza de forma adecuada puede provocarnos lesiones. De allí la necesidad de utilizar zapatos adecuados para ejercitarnos.

Sobre todo, porque un mal calzado puede perjudicar nuestras articulaciones, columna vertebral, cuello y deformar nuestros pies. A la larga esos factores pueden dañar nuestro aparato locomotor.

Entonces, ¿Qué se debe considerar a la hora de elegir un calzado?

Si bien debemos seleccionar un par de zapatos que favorezcan nuestra movilidad, flexibilidad, amortiguación y agarre, su utilidad varía de una actividad deportiva a otra. Desde esa perspectiva, un calzado está sujeto a tres factores:

Tipo de pisada

  • Pisada neutra. Según Ortomec, empresa fabricante de plantillas ortopédicas, cuando las suelas presentan un desgaste en forma S es posible que la pisada sea neutra. En esta, el tobillo no se inclina hacia los lados. Por ende, es la mejor pisada que se pueda tener y la que mejor se adapta a cualquier calzado.
  • Pisada pronadora. Se da cuando al impactar contra el suelo, mientras se corre o camina, el tobillo se inclina ligeramente hacia el interior del pie.

Esta pisada fisiológicamente es natural, siempre que no sea excesiva. Además, demanda un calzado con soporte en la cara interna, sujeto al peso corporal y grado de inclinación del pie.

  • Pisada supinadora: Se caracteriza por la inclinación lateral del pie al hacer contacto con el suelo. Lo que dificulta la eficiencia de la pisada, causa desgaste en la zona exterior de la suela y tiende causar lesiones y fracturas en los deportistas.

Tipos de pisada del corredor

Es importante mencionar que el tipo de pisada no tiene relación alguna con la anotomía de los pies: cavo, normal o plano. Esta clasificación se limita a la altura del arco de nuestros pies.

Tipo de pies

Peso de la persona

El calzado también debe adaptarse a la morfología y peso corporal del deportista. De modo que permita una distribución simétrica del peso del cuerpo y, por ende, mayor comodidad.

Tipo de actividad deportiva

Para evitar lesiones y mejorar el rendimiento en una disciplina deportiva, el diseño del calzado varía. Por ejemplo:

  • El running: requiere un calzado ligero, que inmovilice los tobillos, tenga un buen agarre y amortiguación.
  • El ciclismo: demanda zapatos con suelas lisas y rígidas, poco o nada de amortiguación y se deben ajustar perfectamente al pie. De esa manera se hace más eficiente la transferencia de energía de la pierna a los pedales.

La escalada: los zapatos para escaladores se conocen como pies de gato y se distinguen por su ligereza, flexibilidad, adherencia y finura. Esas características permite una mayor precisión y adaptación a la superficie.

Calzado barefoot

Calzado barefootEs un calzado minimalista, fuera de lo común. Se reduce a una tela de contención que recubre la parte posterior del pie y a una suela protectora. Se usa con mayor frecuencia en el running y prácticamente lo que hace es simular el correr descalzos. Por ende, carece de amortiguación.

Ahora bien, el uso del calzado no debe limitarse a actividades deportivas, debe expandirse a nuestro día a día. Sencillamente porque nuestros pies son delicados y requieren protección.

Así que, si estás pensando en adquirir un nuevo calzado deportivo y aún no sabe cuál elegir, contáctanos y con gusto te asesoramos.

Related posts

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
Call Now Button